Mr. Natural es...

Mi foto
México, D.F., Mexico
Cuando busco la verdad, pregunto por la belleza.

sábado, 18 de junio de 2011

Quítate la ropa mientras bailas

Una de las canciones que más me gustan de The Mothers of Invention es Take your clothes off when you dance, cuya melodía es, pienso, toda una propuesta rítmica.

Sin aspavientos pero con certeza, me atrevo a afirmar que estamos ante un motivo estético capaz de brindar a la banda un camino, ese camino delicioso que cualquier ejecutante agradece: el de la posibilidad del juego creativo, de la recreación permanente, en este caso con una especie de pizzicato emocional, es decir, con el pellizco no de los instrumentos sino de la misteriosa región que aparece y desaparece durante el evento musical.

La canción apareció por vez primera en 1968, dentro del tercer álbum de la banda (We’re only it for the money). Sin embargo, hay otras versiones, todas igual de interesantes y grandilocuentes: la surfeada de Lumpy Gravy (1968), la cantada por Napoleón Murphy Brock en FZ:OZ (2002), la de You can’t do that on stage anymore 6 (1992), donde destaca la participación de Lakshminarayana Shankar, violinista indio a quien alguno de mis tres lectores recordará por sus trabajos con Ornette Coleman, John McLaughlin, Van Morrison y David Byrne, entre otros; la jazzeada de The Lost Episodes (1996) y la de Joe’s Corsage (2004), que no he escuchado. Además, la pieza se halla incluida en dos excelentes homenajes: el de Ed Palermo Big Band y el de Le Bocal.

La letra describe muy claramente el clima y las aspiraciones de la época en que fue escrita, y en muchos sentidos se anticipa –con mucho mayor acierto- al idealismo que John Lennon plasmó en Imagine (1972):

Llegará el día en que los solitarios podrán cantar, bailar y amar; llegará el día en que podremos acabar con el mal que conocemos. ¿A quién le importa si el pelo es largo o corto, teñido o medio gris? No es en el pelo donde está el problema. Llegará el día en que ni siquiera te avergüences si eres gordo. ¿A quién le importa si eres tan pobre que no puedes comprarte pantalones a la moda? Llegará el día en que podrás incluso quitarte la ropa mientras bailas.

El estilo de composición que generó Take your clothes off when you dance, me sirvió de inspiración para crear dos de mis más recientes obras maestras: Marianita y Ana, cuyas letras transcribo a continuación:

Marianita

Marianita
Marianita
Marianita
Marianita

Ana
o La Ruta nos aportó otro paso natural


¡Ana, tu nombre al revés dice Ana!
Coros: ¡Ana!
Pero es que estar entre los cardos no me calma…
Coros: ¡Ana!
A mama Roma le aviva el amor a papa
Coros: ¡Papa!
Y es que tu nombre al revés dice Ana…
Coros: ¡Nena!

Nota 1: El título alternativo es un palíndromo.
Nota 2: El cardo es una planta que alcanza un metro de altura, de hojas grandes y espinosas como las de la alcachofa, flores azules en cabezuela y pencas que se comen crudas o cocidas, después de aporcada la planta para que resulten más blancas, tiernas y sabrosas. Uso el cardo como metáfora de la mujer. Los cardos son las mujeres. ¿Sí se entiende?
Nota 3: El verso A mama Roma… es también un palíndromo, como Ana; bueno, un cuasi-palíndromo, porque sus cabos son distintos (mamá/papá).

No hay comentarios: