Mr. Natural es...

Mi foto
México, D.F., Mexico
Cuando busco la verdad, pregunto por la belleza.

martes, 10 de mayo de 2011

Primero Sueño

Estoy cruzando la avenida Tamaulipas. Un cerdo blanco me ve, y corre hacia mí. Finge bravura e intenta morderme. Yo lo aparto con el pie, delicadamente, porque sé que su dueño está ahí, sentado en un sofá, en la esquina de Benjamín Hill y Tamaulipas (aún está en ese punto el Cine Lido).

Me dirijo al Lido, que es casa de Octavio Herrero y su esposa Cecilia García-Robles. Toco la puerta, es decir, el enorme vidrio que separa la calle de la sala. Todavía volteo y dirijo una mirada al hombre del sofá, un hombre gordo e inofensivo. El cerdo insiste en morderme. Amablemente, pregunto al hombre:

-¿Muerde su cerdito?
-No, es de juego.

Pero el juego del cerdo comienza a incomodarme. El cerdo ya es un fastidio. Me abre Cecilia, pero me hace esperar, porque está realizándose una práctica religiosa, una limpia... o algo extraño, esotérico, donde una muchacha recibe algo.

Un hombre entra a la recámara del ritual, con actitud de apurar el asunto. Yo estoy distraído: miro a una mujer, y ella percibe mis ojos; yo desvío la mirada. Es mi madre.

-Tengo que irme, digo nervioso.
¡No! -susurra mi madre-, quédate y tómame la mano. Aquí está pasando algo interesante.

Despierto.

No hay comentarios: