Mr. Natural es...

Mi foto
México, D.F., Mexico
Cuando busco la verdad, pregunto por la belleza.

jueves, 21 de abril de 2011

Escenas favoritas de Bugalú II

The outlaw Josey Wales (1976)

Camino a Santo Río, un hombre, sus ancianos padres y su joven sobrina son asaltados por una gavilla de comancheros. El hombre y su padre mueren en el atraco, y los bandidos deciden quedarse con las mujeres para venderlas a los comanches (llevan la virginidad de Laura Lee -la frágil sobrina- como joya valiosa). Para colmo, los rufianes han atrapado al viejo y torpe Lone Watie, chéroqui que añora sus días de gloria pero que ha perdido con la edad y con su forzada integración la capacidad de sorprender a los blancos (estamos en 1865).

Con el sol a sus espaldas, Josey Wales aparece en lontananza. A pesar de la lejanía, es posible distinguir su apacible silueta, montada sobre la silueta de su hermoso caballo. En esa estampa se vislumbra también la silueta de un paño blanco que ondea amarrado a la silueta de un rifle en ristre (Wales pretende hacer creer a los comancheros que llega en son de paz, acaso con intenciones de negociar).

El líder de los bandidos ordena a cuatro de sus hombres subir al montículo y acercarse al intruso. Los hombres se acercan…

Lone Watie, atado junto a la abuela Sarah, advierte entusiasmado:

-Get ready, little lady… Hell is coming to breakfast.

Con los cuatro bandidos frente a él, Josey Wales guarda silencio. Desde lejos, el viejo chéroqui adelanta los movimientos del héroe como un dios que decide las acciones humanas:

-Now, spit!

Josey escupe restos húmedos de tabaco, como si obedeciera al designio de Watie (con ese mal hábito -escupir tabaco ensalivado-, Wales espanta perros, alacranes y merolicos).

Los hombres, incómodos, ordenan: Just get off the horse!

Todos desenfundan sus armas, pero Josey Wales es mucho más rápido con sus dos pistolas, y bang bang bang bang, una docena de disparos y el mismo número de muertos.. Sólo uno se le escapa, un muchacho mexicano que corre y grita: ¡No me mates, no me mates!

Josey Wales tarda en decidir, y Little Moonlight –la india navajo que lo acompaña-  incrusta en la frente del mexicano una bala certera y definitiva.

Entrega ilustrada por William Ferreira (Montevideo, 1970)

No hay comentarios: